Triunfo para la historia ante Nueva Zelanda
 

La Selección Argentina Masculina Mayor terminó hoy como subcampeona del Hill United Snappers Shootout, luego de caer frente a Hill United Chiefs por 7-6. En la semifinal del certamen, Argentina consiguió un histórico triunfo frente a la Selección de Nueva Zelanda, actual campeona del mundo, por 5-1. De este modo, Argentina terminó el torneo con 4 partidos ganados, 1 empatado y 1 perdido. Luego de algunos partidos amistosos durante la semana, el equipo nacional participará del North American Fastball Challenge, en Jarvis, el próximo fin de semana.

Triunfo para la historia

La Selección Argentina consiguió un histórico resultado en la semifinal del torneo, venciendo a Nueva Zelanda, actual campeón mundial, por 5-1. Esta es la primera vez en la historia que Argentina le gana al equipo neocelandés en categoría Mayores.

Argentina pegó primero, gracias al jonrón de dos carreras de Ladislao Malarczuk en la parte baja de la segunda entrada. Ya en la quinta, otro cuadrangular de dos rayitas, esta vez cortesía de Bruno Motroni, puso el 4-0 en el tablero. La quinta carrera de Argentina vendría en la parte baja de la sexta entrada.

El descuento de Nueva Zelanda llegó en la séptima entrada, con un jonrón de Thomas Enoka, en lo que significó el primer imparable de los campeones mundiales a lo largo del partido.

El juego lo ganó Lucas Mata, quien no permitió hits en tres entradas de labor, ponchando a 5 con 2 boletos gratis. En relevo, Maximiliano Montero lanzó 4 innings con 5 ponches, permitiendo solamente un carrera y 3 hits, todos en la séptima entrada. Ambos lanzadores se combinaron para lanzar juego sin hits ni carreras durante seis entradas completas.

La única vez que Argentina le había ganad a Nueva Zelanda en Masculino había sido en el Campeonato Mundial Juvenil de 2008, en Whitehorse, cuando un inolvidable triple play terminó el partido en el cierre del séptimo periodo, con victoria para Argentina por 7-6. Curiosamente, ese equipo también era dirigido por Eduardo Sabaté.

La última vez que estas dos Selecciones se habían enfrentado fue el 5 de marzo del 2013, en el marco del Campeonato Mundial que se jugó en Auckland, Nueva Zelanda, con victoria para los locales por 2-1. Esta vez Argentina pudo darse el gusto de vencer a la máxima potencia de la disciplina, con una actuación sólida en todas las líneas.

Se escapó por poco

Con este resultado, Argentina se aseguró un lugar en la final, donde se midió con el equipo número 1 delranking ISC, Hill United Chiefs. Y nuestro equipo estuvo a tres outs de consagrarse campeón del Hill United Snappers Shootout, cuando llegó al cierre del séptimo episodio con ventaja de 6-5, pero un cuadrangular de dos carreras del australiano Nick Shailes dio vuelta el marcador, dejando a nuestro equipo en el terreno y con las manos vacías.

Argentina tuvo una sólida actuación ofensiva frente al lanzador Adam Folkard, considerado el mejor pitcher del mundo. El lineup nacional le anotó seis carreras al australiano, incluyendo tres cuadrangulares. Sin embargo el esfuerzo ofensivo se quedó apenas corto, frente al gran poderío de ataque que también mostró el equipo local.

En el primer episodio Fernando Petric la tiró afuera en el segundo lanzamiento del partido, dándole ventaja temprana al equipo argentino. En esa misma entrada Gustavo Godoy produjo la segunda carrera del encuentro, con un sencillo, poniendo las cosas 2-0.

Luego del descuento en la parte baja del primero, con un jonrón solitario de Shailes, Argentina anotaría dos carreras más en la segunda entrada, gracias a un elevado de sacrificio de Ladislao Malarczuk y un pass ball, que Leonardo Latasa aprovechó para pisar el plato desde la antesala.

Sin embargo, Hill United, el equipo número 1 del ranking y último campeón del ISC, seguía presionando, y con tres jonrones solitarios empataron el marcador. James Toddhunter conectó el primero de sus dos jonrones en la parte baja de la segunda entrada, para poner las cosas 4-2; Brad Ezekiel pondría el juego 4-3 en la tercera parte; y nuevamente Toddhunter en la cuarta entrada la tiró para la calle y empató el juego, ya frente a los envíos de Pablo Migliavacca, que relevó a Francisco Sabaté en el círculo, en el cuarto episodio.

En la quinta entrada ambos equipos anotarían una carrera. Argentina pasaría al frente nuevamente con un hermoso cuadrangular de Bruno Motroni por todo el jardín central, pero una carrera anotada por Ezekiel pondría las cosas 5-5.

El marcador se mantendría así hasta el séptimo episodio. En la parte alta de la última entrada, como bateador emergente, Joaquín Alegre le devolvió a nuestro equipo el liderazgo con un cuadrangular por el jardín derecho. Sin embargo, en el cierre de esta última entrada Ezekiel conectaría un doble, antes del batazo de Shailes que le daría el partido y el título a Hill United Chiefs.

A pesar de haber sido tocado por los bates argentinos, el juego lo ganó Adam Folkard, recibiendo 6 carreras, 7 hits y 3 jonrones, ponchando a 8 bateadores argentinos en 7 entradas de tarea. Por Argentina, Francisco Sabaté abrió el juego recibiendo 3 carreras y 4 hits en 3 entradas, abanicando a 8 rivales. En relevo, Pablo MIgliavacca permitió 4 carreras y 5 hits, ponchando a 1 rival.

Victoria holgada frente a los Mariners

En su primer juego de playoffs, por los cuartos de final del torneo, Argentina no tuvo problemas para superar a Great Lake Mariners, cuarto clasificado de la otra zona, por 8-0 en cinco entradas. El equipo nacional utilizó los batazos de poder para ganar el juego, conectando 4 jonrones a lo largo el encuentro y anotando todas sus carreras por esta vía.

En la primera entrada, y sin que ni siquiera hubiera caído el primer out del partido, Fernando Petric se fue para la calle, poniendo el 1-0 en el marcador. En la tercera entrada fue Manuel Godoy quien dio el batazo de vuelta entera, llevándose a casa a Francisco Sabaté, quien había bateado sencillo.

Las otras cinco carreras llegaron en la cuarta entrada, gracias al jonrón solitario de Juan Zara, y al gran slam de Gustavo Godoy, quien se encontró con Motroni, Sabaté y Manuel Godoy en las almohadillas y los hizo anotar caminando.

El juego lo ganó Maximiliano Montero, quien permitió un solo hit en las 4 entradas que lanzó, con 8 ponches. En relevo, Pablo Migliavacca lanzó el quinto inning, retirando por la vía del ponche los últimos tres outs del juego.

Argentina formó con Petric LF; Sabate 1B; Motroni C; M Godoy JD; G Godoy SS; Carril RF; Mariano Montero CF; Zara 3B; Eder 2B; Maximiliano Montero P.

Primer lugar del grupo

El sábado, en el último partido del día, Argentina había asegurado el primer lugar en el grupo con dos victorias y un empate, luego de vencer a Toronto Gators por 6-2 en seis entradas (el juego se terminó por tiempo).

Argentina se fue al frente en el marcador en el mismo primer episodio, cuando Gustavo Godoy conectó cuadrangular solitario. Poco después, en el mismo inning, Bruno Motroni anotó gracias a un wild pitch, luego de haberse embasado con un boleto gratis.

Los dirigidos por Eduardo Sabaté ampliaron la diferencia en su tercer ataque, gracias a los sencillos productores de Joaquín Alegre (hizo anotar a Motroni) y Luciano Ivaldi (quien remolcó a Mariano Monteo y al mismo Alegre).

La última carrera argentina cayó en la cuarta entrada, Federio Eder salió como bateador emergente y conectó un doble, para pasar por el plato poco después gracias a un pass ball.

La victoria fue para Maximiliano Montero, quien trabajó por 3 entradas sin permitir anotaciones, soportando 2 imparables y ponchando a 6 enemigos. En relevo, vino Pablo Migliavacca, quien permitió 2 hits, y ponchó a 2 en 3 entradas, recibiendo 2 carreras en el quinto periodo, gracias a un jonrón de Dustin Houts.

Argentina formó con Petric LF; Gustavo Godoy SS; Bruno Motroni JD; Manuel Godoy RF; Leonardo Latasa C; Joquín Alegre 1B; Mariano Montero CF; Francisco Lombardo 3B; Lucano Ivaldi 2B; y Maximiliano Montero P.