Ajustada derrota de Argentina frente al local
La Selección Argentina no pudo esta madrugada con Nueva Zelanda y cayó derrotado ajustadamente por 2-1 en una nueva jornada del Campeonato Mundial ISF. El partido fue
parejo y se definió para el lado de los locales gracias a un jonrón solitario de Thomas Makea en el quinto episodio, que le dio el triunfo a su equipo.
Cabe destacar que Argentina jugó de igual a igual frente a uno de los gigantes de nuestro deporte. Nueva Zelanda, además de ser anfitrión de este torneo, ha conquistado cinco de las doce ediciones anteriores del Campeonato Mundial ISF, incluyendo tres de forma consecutiva entre 1996 y 2004. Además, ha disputado las últimas siete finales de este tipo de eventos, incluyendo la derrota por 5-0 frente a Australia en el juego decisivo del último Mundial, en el año 2009.
Nueva Zelanda abrió el marcador en el cierre del segundo episodio. Donny Hale aprovechó un error en la asistencia de Lucas Mata para llegar a segunda, y luego de avanzar a tercera gracias a un toque de sacrificio, cruzó el plato con un sencillo al jardín izquierdo de Wayne Laulu.
En la parte alta del quinto episodio Argentina estuvo a punto de empatar el juego. Francisco Sabaté consiguió boleto, y Nicolás Carril ingresó a correr en su lugar. Inmediatamente después, Nicolás Bittor conectó hit al jardín central, Ben Enoka tuvo algunos problemas para atrapar la bola y Carril intentó anotar la carrera del
empate. Sin embargo, el neozelandés se recuperó y sentenció al corredor argentino con un tiro preciso a la registradora, quedándose a centímetros de la anotación.
Al cierre del quinto episodio Nueva Zelanda aumentaría su ventaja con el mencionado jonrón solitario de Thomas Makea, quien conectó de manera excelente un lanzamiento bajito y envió la bola por todo el jardín izquierdo, poniendo el marcador 2-0.
Sin embargo, en la parte alta del séptimo episodio Argentina reaccionaría y le pondría emoción al final. Bruno Motroni (2-3, R) abrió el ataque con una línea que se internó en los jardines, para llegar parado a la segunda base; y Manuel Godoy fue el encargado de traerlo a casa, con un sencillo al jardín derecho, poniendo el 2-1 en
el marcador, y la carrera del empate en circulación.
Sin embargo, allí vendría la jugada polémica de la noche. Mauricio Cáceres conectó por la segunda base, Nukunuku quiso tocar a Godoy antes de asistir a primera base, pero el corredor pasó por detrás del defensor, evitando ser tocado. Los árbitros en primera instancia cobraron “seguro” en segunda, lo que generó las protestas del equipo local y la reunión de los árbitros para discutir la jugada. Momentos después, la decisión inicial fue revertida y Godoy también fue declarado out por haberse desviado en su carrera, completando la doble matanza y cerrándole las chances de empate al equipo nacional. Para el final quedaría un ponche que cerraría definitivamente el partido para los locales.
Lucas Mata tuvo una buena actuación desde la placa, a pesar de cargar con la derrota. Lanzó seis entradas y permitió 4 hits y 2 carreras (aunque solo una de ellas fue limpia), y ponchó a 7 bateadores sin bases por bolas.
Con este resultado el récord de Argentina en el grupo B es de 3 victorias y 2 derrotas, lo que lo deja empatado en el tercer lugar con Colombia y Japón (aunque cabe aclarar que Argentina ya le ganó a Japón, por lo que por desempate olímpico está por encima de los nipones). Mañana miércoles Argentina jugará su sexto partido, a las 2.30 hs frente a México, y cerrará su participación en la fase de grupos el mismo miércoles (aunque un día más tarde en Nueva Zelanda), a las 19.30 hs, frente a Colombia. Los playoffs darán inicio el próximo jueves.
En otros resultados de la jornada, Australia superó a Venezuela por 5-0, Colombia hizo lo propio con México por el mismo resultado, República Checa consiguió un importante triunfo ante Samoa por 6-2; Estados Unidos aplastó a Inidonesia por 14-0, Gran Bretaña mantuvo sus chances de clasificar luego de ganarle por 2-0 a Sudáfrica, Japón le quitó el invicto a Canadá al vencerlo por 4-1 y Holanda consiguió su primer triunfo en la historia de los mundiales, al superar a Filipinas por 8-4.