Gran triunfo argentino sobre Japón en el Mundial Masculino
La Selección Argentina de Softbol obtuvo esta madrugada su primer triunfo en el XIII Campeonato Mundial ISF, al superar a Japón por 3-1 en el partido central de la jornada. Una noche inspirada de Lucas Mata, que guió al equipo nacional a un triunfo histórico que le abre las puertas para buscar la clasificación a los playoffs en los primeros puestos del grupo.
Argentina y Japón llegaban al partido de hoy con dos antecedentes interesantes. El último partido oficial entre estos dos países era la final del IX Campeonato Mundial
Juvenil Paraná 2012, donde Argentina superó a los asiáticos por 5-0 y se consagró campeón mundial. Sin embargo, en el año 2009 el equipo nipón había eliminado a nuestro equipo del último Campeonato Mundial de Mayores disputado en Saskatoon, Canadá, luego de superarlo por 7-6, por lo que este encuentro podría catalogarse como una revancha de aquella eliminación. Y vaya si lo fue para Lucas Mata, quien había resultado el pitcher perdedor en aquél juego hace cuatro años, y hoy tuvo una noche brillante desde la placa. El pampeano lanzó el juego completo, permitiendo solo 4 hits y 1 carrera, ponchando a 12 japoneses sin otorgar bases por bola para alzarse con la victoria.
Argentina abrió el marcador en el segundo inning. Con las bases llenas y dos outs, Bruno Motroni (2-3, R) conectó una fuerte línea hacia el short stop, quien no pudo controlar la bola, permitiendo el ingreso de Germán Sacks con la primera rayita del partido.
Las otras dos entradas del equipo de Eduardo Sabaté caerían en la parte alta del séptimo episodio. Motroni llegó a primera con hit, y avanzó a tercera gracias al imparable de Manuel Godoy (1-1, R). Las bases se llenaron gracias a un error de la defensa, y con dos outs en la pizarra Nicolás Bittor conectó fuerte por el terreno delshort stop, quien no pudo retener la bola, permitiendo las anotaciones de Motroni y Godoy.
El descuento japonés vino en el cierre del séptimo episodio. Masateru Matsuoka (2-3) conectó sencillo y fue traído al plato por Hikaru Matsuda con un fuerte doble. Sin embargo, el mismo Matsuda fue atrapado por Motroni en la segunda almohadilla, para terminar el partido.
De esta manera, Argentina obtiene su primer triunfo del torneo y su record asciende a un partido ganado y uno perdido. En la continuidad del torneo, el conjunto albiceleste se enfrentará a Filipinas, en la medianoche de hoy.