El dueño del Clásico Publicado 4 de febrero de 2013
 
FUENTE: VICTORIA DEMICHELIS - EL DIARIO -
El Centro Provincial de Educación Física Número 5 (CPEF) se consagró campeón del “Clásico de Verano” tras vencer a Patronato por 5 carreras a 0. El certamen organizado por el Centro de Ex Alumnos de Don Bosco para la primera división masculina contó con la participación de diez elencos.

El Centro de Ex Alumnos de Don Bosco vio pasar un exitoso torneo de la máxima categoría del deporte de los bates, con diez equipos protagonizándolo de la mejor manera y una modalidad que fue aceptada por todos los aficionados que siguieron de cerca el certamen. Aunque todos los elencos tuvieron grandes momentos, sólo los dos mejores llegaron a la final. Sumando puntos durante el round robin y ganando la mayor cantidad de períodos, Patronato y CPEF se vieron las caras en el duelo decisivo.
El Poly se quedó con la importante victoria tras un sólido triunfo ante sus rivales por 5 carreras a 0, en un cotejo que tuvo todo lo que podía tener y fue digno de una final de la categoría superior del deporte.

UNA FINAL TRADICIONAL. En el campo de juego Salesiano, los dos mejores elencos del torneo se presentaron para batirse a duelo por el título del campeonato. Olvidándose de los puntos que se tuvieron en cuenta durante todo el desarrollo del certamen, Patronato y CPEF se metieron al diamante y disputaron la final que el novedoso torneo merecía: batazos, buenas jugadas y lo mejor del softbol.
El duelo comenzó con el Rojinegro Kevin Bolzán parado en el círculo de lanzamiento, quien se plantó para enfrentar la ofensiva del Poly acompañado por Bruno Motroni como su receptor. Bolzán abrió el encuentro sufriendo un rolling de una base por parte de Ladislao Malarczuk para que luego, al primer bate de CPEF, lo siguiera Matías Minigutti, con un strike out en su contra, y Gustavo Guerrinieri con un fly por el jardín central que atrapó Mariano Montero de forma exigida pero muy eficaz. Para terminar el ataque se presentó Marcelo Malatesta, quien conectó un elevado por la zona del short stop y, de esa manera, Patronato mandó de regreso al dogout a los azules.
El Centro, por su parte, salió al polvo de ladrillo para cerrar el período con la batería encabezada por Maximiliano Montero y Marcelo Malatesta. Para comenzar la ofensiva de los Negros, en primer lugar se posicionó en la caja Pablo Montero, quien debió conformarse con un ponche tras los acertados tiros de su rival. Como segundo bateador ingresó Bolzán, quien se fue con un batazo por la segunda que tuvo su final en la primera almohadilla.
En tanto, Bruno Motroni, esperó con paciencia su tiro preferido y se quedó con la base tras el lanzamiento de cuatro bolas, para que luego con Mariano Montero en la caja, las posibilidades de Patrón fueron amplias, pero tras un fly por el campo corto, el score continuó empatado en cero.

INICIO CON PARIDAD. El equipo que dirige Cristian Montero ingresó al segundo inning con intenciones de romper la igualdad, pero con un solo out en la planilla y corredores posicionados en la primera y tercera base, la defensa de Patronato concretó una jugada de encerrona y sacó del juego al rival en posición anotadora y salió en cero del diamante. El ataque de Patronato no tuvo la misma acción pero si el mismo resultado ya que Maximiliano Montero y los jugadores del diamante dejaron sin efecto la ofensiva.

FUE PARA LOS AZULES. La historia del encuentro cambió en la parte alta del sexto período, cuando CPEF inclinó el score a su favor con una sucesión de buenos batazos y decisiones. Como bateador inicial del período se ubicó Guerrinieri, quien aceptó un boleto gratuito a la primera base y fue impulsado a la segunda por un simple de Malatesta. Al receptor lo siguió Maximiliano Montero con un toque de sacrificio, dejando la segunda y tercera base ocupadas. En cuarto lugar llegó Franco Kamlofsky, quien se fue hasta la primera con una base por bolas, dejando las almohadillas completas y esperando el impulso de algún compañero. El trabajo fue realizado, primeramente, por Joaquín Alegre, quien acertó un rolling por la primera y permitió la carrera del quiebre para CPEF. Y eso no fue todo por parte del Centro ya que luego fueron anotadas dos corridas más.
Patronato no pudo reponerse al golpe que produjeron los representantes del polideportivo del barrio Mercantil, y nuevamente el Poly aprovechó las oportunidades y las volcó a su favor con dos carreras más en la parte alta del séptimo inning. Aunque lo intentó, en la parte baja del último período, el Patrón no pudo revertir la situación y, de ese modo CPEF, con la rapidez y efectividad de su equipo se consagró campeón del Clásico de Verano.

VICTORIA DEMICHELIS